jueves, 27 de noviembre de 2008

Las Torres de los profesores


¿En qué se parece una botella Torres y un préstamo sindical? Ahora les platico. Primero quiero externar que el sindicato del DF en educación básica tiene poco poder, incluso no es reconocido por la Nacional (por lo que les pido que al leer esta situación, deberán multiplicarla en otros estados, donde el sindicalismo es más determinante que la propia Secretaría de Educación Pública). Hace poco escuchamos a la representante sindical del magisterio, Elba Esther, decir que dentro del sindicato, se usa el cuerpomático para tramitar.
Pues bien, quiero antes que nada externar mi coraje hacia quienes se pasan por ser profesores. Resulta que el pedir un préstamo, o más bien, el formato para solicitarlo, es como sacarse la lotería nacional; por lo que los maestros sindicalistas se relacionan con otros que están en las escuelas (haciendo no sé qué) para que a su vez inviten a sus compañeros a solicitar el formato (comúnmente llamada hoja roja -para préstamo a largo plazo).
Este formato para tenerlo oscila entre los 4 mil y 8 mil pesos (que como saben es gratuito); desafortunadamente hay maestros "vivos" que ofrecen dichas cantidades; y también hay maestros "necesitados", que lo pagan para tener la cantidad en el momento.
¡Qué les puedo decir! esto no es nada extraordinario, ya que no sólo sucede en este gremio y a veces por cantidades superiores a las mencionadas. Pero, ¿es justo que para solicitar un préstamo le cobren 4 mil pesos? Una maestra que hizo a un lado el aspecto de la justicia pagó tal cantidad y me decía que era más grande su necesidad. Lo curisoso es que es de un MAESTRO a MAESTRO (¿esto les estamos enseñando a nuestros hijos, sabían? Lo peor (y no extraordinario) es que la maestra me comentaba que el profesor de primaria Elvis (por decir un nombre) pide cuatro mil pesos y además una botella de Torres (obigatorio esa marca)...
¿Qué podemos esperar de nuestros alumnos en diez años? ¿a quién le echaremos la culpa de los secuestros, corrupción, robos? ¿al Estado?
Hoy es un día muy triste para mí...

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Mediación de conflictos y prevención de la Violencia


El día de hoy acudimos a la presentación del Curso Mediación de Conflictos y Prevención de la Violencia y las adicciones en escuelas de Educación Básica en las instalaciones de la FLACSO, México, Facultad dirigida por la Mtra. Giovanna Valenti Nigrini quien dió la bienvenida a los asistentes. El propósito de este curso en línea es generar ambientes escolares armónicos y seguros, ya que estos pueden permitir el logro de buenos niveles de aprendizaje (según se lee en su tríptico de difusión).
El tema central es la violencia en las escuelas, al menos así se dejó sentir en la conferencia magistral dictada por la Dra. Nelia Tello, pionera en esta temática. La académica e investigadora de la UNAM, reiteraba que este asunto se debe tratar con los expertos (los directores y profesores) en el plano de lo cotidiano (lo que sucede con frecuencia -y no las excepciones), ya que sólo de esta manera podrían ser más comprensibles las conductas de violencia y se podrá trabajar con ellas. Puntualizó que las escuelas son el reflejo social, ya que son reproductoras de conductas que los alumnos adquieren fuera de ella (principalmente en la familia); es decir las escuelas no son generadoras de pautas de conducta.
En su conferencia expuso los resultados de sus investigaciones realizadas en la educación secundaria, donde percició la violencia de padres a hijos, como de maestros a alumnos, y además, nos describía cuál ha sido el papel de los participantes en un acto de violencia, además de la comunidad escolar, como los policías, los vendedores ambulantes, entre otros.
Al finalizar, me encontré con ella y le comentaba mi inquietud sobre qué hay con la violencia de alumnos a profesores, ¿o esa no es violencia? Le exponía el caso de cómo un niño de primer año de primaria, en su primer día de clases, golpeó a puño cerrado a un maestro. Me aseguró que es un tema pendiente que deberá ser tratado en el curso. Probablemente no se le haga caso a este asunto porque son pocos los casos, pero saben qué está sucediendo en Itlalia, por ejemplo, sobre la violencia en las escuelas... los profesores están demandando a los alumnos por violencia.
Pero, ¿cómo manejar la violencia?, o ¿quién debe manejarla o mediarla? Estas dudas me llevan a una última cuestión: Se habla de mediación, ¿a cargo de quién? Santos Guerra, especialista en temas de convivencia escolar, mencionaba que el reto de las escuelas es delegar la convivencia a los alumnos... es decir, la meta se alcanza cuando un grupo escolar logra convivir (con conflictos) sin presencia de una autoridad.
Anexo 1. Hace un par de semanas dos niños de primer año de primaria (5 ó 6 años) peleaban dentro de un salón, y en lugar de que alguno fuera a dar aviso, casi todos gritaban ¡Pelea, pelea!

jueves, 6 de noviembre de 2008

¿Cuántas veces le decimos no?


En estos días, en la radio con frecuencia escuchamos un spot publicitario que nos recuerda la cantidad de veces que decimos no a nuestros pequeños (sean nuestros hijos o alumnos); y a su vez nos invitan a reflexionar de comunicarnos con ellos de manera positiva. Negarle las cosas es como enseñarles la fustración desde la infancia. No obstante, estoy seguro, que la decisión es circuntancial, en el entendido de que "no todo es no" como tampoco si.
Hace un par de días escuchaba a la misma locutora del comercial, Martha, pero ahora en su programa de radio entrevistando a una psicóloga, la cual le mencionaba que los niños deben aprender a escuchar el no. Le decía que en la actualidad los padres al no estar con sus hijos durante el día, cuando llegan del trabajo tratan de consentirlo, para no tener una culpa por su ausencia. Otras razones fueron de los padres que tuvieron problemas para tener un hijo y ahora que lo tienen no pueden negarle las cosas...
Más de quince años como docente a nivel básico, me ha tocado ver cómo los padres y madres les complacen casi todo a sus hijos, al grado que si hubiera un problema en la escuela, la culpa (porque se trata de buscar culpables) la tiene el profesor o profesora. Hace poco escuché a una mamá de mis alumnos que me decía que la disculpara pero que ella le iba a creer a su hijo de todo lo que le dijera.
Entonces, ¿, pero siempre no?


lunes, 3 de noviembre de 2008

Los números a inyecciones

Este ciclo escolar he emprendido una aventura que pocos pueden disfrutar (y lo digo celosamente), estar frente un grupo de primer grado de educación primaria - y más si es un grupo de 44 alumnos-.
A la fecha han sido situaciones muy peculiares (y a veces difíciles de creer) que sólo profesoras o profesores que han estado en este grado pueden asimilarlo.
Han pasado más de dos meses y el grupo sigue realizando situaciones de aprendizaje en las cuales abarcamos del 1 al 9: Agrupamientos, seriaciones, clasificaciones, estimaciones, etcétera. Al platicar con otros profesores del grado (de escuelas públicas) me comentan que van más allá del 50 y otros más por el 70. Me acuerdo que el primer día les pedí a los pequeños contar oralmente y sí... sabían contar hasta por el treinta. Al mes, les pedí a los padres que les hicieran un "dictado" de números -que por cierto ha sido el único"dictado" que han realizado. Mi ¿sorpresa? es ver cómo varios niños traían cantidades del 700, 450, 890, etcétera.
Hace poco, al dejar sumas de 4+5, 7+2, y similares, una mamá me envío un recado en el cual decía que su hijo ya estaba aburrido de hacer este tipo de sumas y que ella le puso otras que él ya sabía: 22+34, 33+15, etcétera. Poco después se acercó la mamá para saber de la nota; primero le dije que si ella estaba segura que el niño ya sabía sumar esas cantidades, y ella me dijo que sí, sin titubear. Así que llamé al niño y le pedí que me sumara 22+1, el cual no pudo resolver. Entonces le pedí a la señora que me explicara por qué si su hijo sabe sumar 22+34, no sabía sumar 22+1.
Las consecuencias están a la vista de todos, actualmente con los resultados de la prueba ENLACE en matemáticas. Si seguimos creyendo que la noción de número, y más, el sistema numérico decimal, se aprende hipodérmicamente (a través de inyecciones), estaremos en condiciones de mecanizar y repetir algoritmos sin comprenderlos.

El futuro de la educación

Sociedad del conocimiento

Una escuela en la nube. Sugata Mitra

Fullan

José Antonio Fernández Bravo

Bernie Dodge

¿Cómo lograr que sus alumnos recuerden?

Más inteligente que la empresa para la que trabajas

Emilio Tenti Fanfani

Tecnología

El valor de educar

Diez años

Diez años

Clase a la inversa

Conectivismo. Conferencia

La gestión educativa para el siglo XXI

Isac Asimov. La tecnología en la escuela.

La práctica docente como profesión

Santos Guerra. Tiempos revueltos

Andrés Oppenheimer. Conferencia Educación

Juan Ignacio Pozo

Jean Piaget

Conferencia Juan Delval. Retos de la educación democrática para el siglo XXI

Del curriculum al aula. Orientaciones y sugerencias para aplicar la RIEB

Educación y Fernando Savater

8 ideas clave Calidad de la práctica educativa

Ser maestro de educación básica. Dr. Díaz Barriga

Educación Básica

Web 2.0

Francesco Tonucci. ¿Cómo puede ser la escuela para el mañana?

Juan carlos Tedesco

Transformar la práctica educativa

Edgar Morín

Alvin Toffler y la educación

Martín Barbero

El desarrollo profesional de los docentes en la era internet

César Coll y TICS

Perkins, David. ¿Qué cosas valen la pena enseñar y aprender hoy?

Paradigma del sistema educativo. Sir Ken Robinson

Las escuelas matan la creatividad

Constructivismo Pedagógico

Desde el 16 12 09

free counters
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.